Hándicap Asiático

Al igual que el hándicap simple, el método Asiático es un tipo de apuesta totalmente distinto, pero que se puede utilizar para tratar de igualar la cuota de los dos resultados (el pronosticado y el verdadero) estimando la diferencia entre los dos equipos que se enfrentan en un evento deportivo. Recuerda que los hándicaps asiáticos no solo existen para el fútbol, sino también para deportes como: baloncesto, balonmano, voleibol, tenis, etc.

Una modalidad muy útil del Hándicap clásico

Esta modalidad de apuesta es una de las más extendidas y utilizadas entre nuestros apostadores con más experiencia, por lo que ocupa un alto porcentaje de las apuestas iniciales y/o totales gracias a sus cuotas y su atractiva ventaja a algún equipo. Sin lugar a dudas, llegar a dominar este tipo de apuesta es vital e importante si queremos llegar a ser apostadores de éxito. Aquí, el apostador le asigna una ventaja de goles (hablando de fútbol) ya sea de 0.5, 1.5, 2.5 o 3.5, a uno de los dos equipos (ya sea a su favor o en contra), para que al finalizar el encuentro se sumen y se pueda acertar con la apuesta.

Para citar un ejemplo: El Real Madrid se va a enfrentar contra el Real Betis. La casa de apuestas “Y” decide otorgar una ventaja inicial de 3 goles, por lo cual la apuesta quedara así: Real Madrid (-3.5) con cuota de 1.92 y Real Betis (+3.5) con cuota de 1.98. El jugador podrá apostar con un hándicap asiático, ya sea por el primer equipo o por el segundo, es decir que si le apostó a favor del Real Madrid, éste tendría que anotar 4 o más goles para ganar la cuota (que no estaría nada mal), si llega anotar 3 goles la apuesta quedará empatada y será nula, por lo que se devolverá el dinero. Empero, si pierde Real Madrid o gana solo por dos goles, la apuesta se habrá perdido en su totalidad.

Consejos para apostar al Hándicap Asiático

La mejor recomendación que podemos ofrecerte para que utilices correctamente el hándicap Asiático es que revises y selecciones muy bien el partido a apostar, pues, si decides elegir un compromiso entre un equipo conocido y uno de media tabla hacia abajo, y le otorgas ventaja a éste último, así sea por medio gol, tu cuota de ganancia será mínima y estarías apostando, prácticamente, a nada.

Por ello, lo más aconsejable es que elijas partidos parejos y te arriesgues a otorgarle ventaja, poca, claro está, al equipo que consideres que va a ganar (o perder) para que tu cuota sea apreciable. Así mismo, podrás elegir partidos desequilibrados y apostarle al equipo más fuerte por una ventaja en contra de -2.5 o -3.5 goles, ya que, por qué no, las posibilidades de ganar por muchos goles no es descabellada.

Conclusión

El hándicap Asiático es una excelente posibilidad para aquellos jugadores que buscan más ganancias con sus apuestas. Lo único que se necesita, para este tipo de apuesta, es conocer y aplicar los conceptos del hándicap asiático según lo determinado en las casas de apuestas, y con un poco de suerte tus ganancias se multiplicarán como nunca. Eso sí, para que tengas una cuota alta lo mejor es apostar por la victoria del equipo con el hándicap negativo.